ETE

ETE

​​La ETE Externe Temperature Efficiency es una nueva tecnología Epta que también se puede combinar con la FTE y garantiza el funcionamiento del sistema CO2 transcrítico en cualquier latitud,incluso por encima de los 40 °C y en sistemas no booster y en aplicaciones de refrigeración industrial. La tecnología funciona sin el aporte de refrigerantes sintéticos, inflamables o el uso de agua: de hecho, el sistema utiliza el mismo CO2 del sistema transcrítico como fluido de trabajo.
Documentos
Application

El «secreto» del ETE reside en la reducción de las temperaturas del refrigerante antes de su distribución en los puntos de uso finales. El gas que sale del intercambiador de aire, a un valor cercano a la temperatura ambiente, se enfría posteriormente. El sistema permite la desaparición casi total del «flash-gas» (refrigerante a recomprimir), que determina un importante ahorro de energía y garantiza la fiabilidad del correcto funcionamiento del sistema, incluso por encima de los 40 °C. Otro punto fuerte de ETE es la elección de componentes estándar, fáciles de adquirir en comercio y conocidos por los operadores, para facilitar la instalación y permitir también una mayor eficiencia durante las fases de puesta en marcha y mantenimiento.